Fuerte oleaje paraliza la campaña contra la caza de ballenas en la Antártida

Antartida - Arponero japonésFoto de la Sea Shepherd Conservation Society donde se muestra al barco arpón Shonan Maru Nº 2 que forma parte de la flota ballenera japonesa, que aparece más allá de un iceberg en el Océano Antártico Sur el 14 de diciembre de 2009. 

Una gigantesca ola dañó el casco de uno de los tres barcos de la organización ecologista Sea Shepherd, lo que supone un importante revés en la campaña contra los balleneros japoneses en la Antártida, confirmaron hoy fuentes de la organización.

El fundador de Sea Shepherd, Paul Watson, dijo que el barco Brigitte Bardot fue golpeado el 28 de diciembre por una ola de 6 metros a unos 2.400 kilómetros al suroeste de la costa del puerto australiano de Freemantle, cuando perseguía al buque factoría nipón Nisshin Maru.

Tal golpe ocasionó una grieta, por lo que deberá volver al puerto australiano de Freemantle con la ayuda de otra de las naves, que también tendrá que suspender temporalmente la campaña.

"La ola entró en contacto a babor de la nave y provocó una grieta en el casco" y ésta se sigue abriendo con las olas, dijo el capitán Watson, a bordo del barco Steve Irwin, en una comunicación telefónica vía satélite con el portal de noticias The Australian.

El barco deberá retornar a Freemantle, con ayuda del Steve Irwin, para ser reparado, y se desconoce por el momento si podrá continuar con la campaña para impedir que la flota nipona capture unas 900 ballenas para supuestos "fines científicos".

"No sabemos aún si podremos regresar en esta temporada, tenemos que esperar y ver", dijo Watson.

 Con la baja, solamente queda el Bob Barker en campaña, pero los activistas de Sea Shepherd se mantienen optimistas, ya que desde el año pasado utilizan tecnología de vigilancia aérea para rastrear a los balleneros de Japón, cuyo gobierno ha invertido este año unos 29 millones de dólares (22 millones de euros) adicionales a las medidas de protección de su flota.

La caza comercial de ballenas está prohibida desde 1986, pero diversas excepciones han permitido a países como Japón, Islandia y Noruega continuar con las capturas.

En Japón, que retomó en 1987 la caza de ballenas alegando motivos científicos y desde entonces fija de forma unilateral una cuota anual de unos 1.000 ejemplares anuales, el consumo de la carne de estos mamíferos se ha reducido en los últimos años.

Fuente: EFE

 


( 1 Voto )

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Noticias de última hora

Quieres salir a bucear con nosotros, informaté de nuestras salidas y apuntate.

 

Selecciona tu idioma

Spanish Catalan English French Galician German Italian Portuguese Russian

Búsqueda

Newsletter Subdelmar

Últimas Noticias

El estruendo de Hiroshima bajo el Mediterráneo

ballena jorobada

La búsqueda de petróleo por métodos sísmicos que la petrolera irlandesa Cairn Energy prevé...

Leer más...

 

Comienzo de la Temporada 2013

inicio temprada 2013

Arranca la Temporada 2013 en Subdelmar, y os hemos preparado un pequeño video para que os...

Leer más...

 

Explora los naufragios de la Segunda Guerra Mundial con Ethan Daniels

Palau - Ethan Daniels

No es la oscuridad de abajo lo que me pone nervioso. Tampoco es la idea de las decenas de...

Leer más...

 

Dive Travel Show 2013

Dive travel show 2013Los días 1, 2 y 3 de marzo se celebrará en Madrid la 5ª Edición de Dive Travel Show 2013, la...

Leer más...

 

Foro Subdelmar

  • No hay mensajes a mostrar

Síguenos en Facebook

Club de buceo Subdelmar Somos un Club de buceo situado en Palma de Mallorca. Empezamos a funcionar con el firme propósito de pasarlo bien y disfrutar. Ponemos a vuestra disposición un sin fin de servicios de gran calidad. Todos nuestros cursos y actividades cumplen con los estándares de calidad y seguridad aportando la máxima satisfacción a nuestros alumnos y socios.
Dónde estamosSalidas del Club
Puerto de Portixol
07006 Palma Mallorca

Oficinas Centrales
Calle Sambara 73, 4-4
28027 Madrid
Quiénes somos CEO: David Zaurin
CTO: Daniel Mínguez
Editora: Mabel Herraiz

padi fedas cmas