Ataques de Tiburón blanco abre el debate sobre su protección en Australia

Tiburón blanco (Carcharodon carcharias) El tiburón blanco (Carcharodon carcharias) es una especie de elasmobranquio que se encuentra en las aguas cálidas y templadas de casi todos los océanos. Se estima que apareció en el planeta durante el Mioceno, siendo el fósil más antiguo encontrado de hace unos 16 millones de años aproximadamente. El tamaño que puede alcanzar es de unos 6 m de longitud y 1,9 Tn de peso. La boca permanece siempre entreabierta, el agua penetra en ella y sale continuamente por las branquias. Si este flujo se detuviese, el tiburón se ahogaría por carecer de opérculos para regular el paso correcto del agua, y se hundiría en la misma, ya que no posee vejiga natatoria, por lo que tiene que estar en continuo movimiento. Las terminaciones nerviosas del extremo frontal recogen la menor vibración ocurrida en el agua y guían al animal hasta la posible presa que esté causando esa perturbación. Otros receptores, como las ampollas de Lorenzini, situadas en torno a los orificios nasales, le permiten captar campos eléctricos de frecuencia variable que probablemente use para orientarse en sus migraciones. Además, su olfato es tan potente que detecta la presencia de un par de moléculas de sangre entre un millón de moléculas de agua a kilómetros de distancia.

El fatal ataque de un tiburón ocurrido en el oeste de Australia la semana pasada fue el quinto incidente en menos de un año.

La muerte del surfista Benjammin Linden, de 24 años, quien aparentemente fue mutilado por un gigantesco tiburón blanco, ha causado preocupación entre los funcionarios del gobierno, y que de una vez sea levantado el estatus de "animal protegido".

Pero ¿realmente estos ataques no provocados están incrementándose en la región?, y si es así, ¿que hay detrás de esta tendencia?

El doctor Bob Heuter, director del Laboratorio Marino Mote para el Estudio de Tiburones en Sarasota, Florida, habla de ser cautos en vez de aventurarse a alguna conclusión. “Cuando existen múltiples ataques, pueden ser dos cosas o la combinación de ambas. Lo más obvio es que por alguna razón hay más tiburones en los lugares que la gente frecuenta”, dice.

DATOS MALINTERPRETADOS

Heuter señaló como ejemplo a Cabo Cod, una península situada en el extremo oriental del estado de Massachusetts, en el noreste de Estados Unidos, donde el gran tiburón blanco está llegando a las playas más a menudo gracias a los esfuerzos de conservación que también han favorecido a los leones marinos, presa favorita de los primeros.

“El otro factor –que es más difícil de entender- es el concepto de acumulación de estadísticas”, explicó. “El hecho de tener dos eventos muy cerca en tiempo y espacio no quiere decir que exista una tendencia”. "Esto es algo que los medios de comunicación muy a menudo no entienden, tan pronto se sabe de dos ataques ya están hablando sobre el incremento de esto o lo otro. Aunque no sea necesariamente el caso".

La muerte de Linden el pasado sábado ha vuelto a encender el debate sobre la protección a los tiburones blancos, ya sea para pescarlos o sacrificarlos. Después del último ataque fatal en marzo, el gobernador del estado de Australia Occidental, Colin Barnett, descartó un programa de eliminación, argumentando que es imposible proteger a la gente todo el tiempo.

Sin embargo, en una entrevista para el canal de televisión ABC de Australia, el ministro de Pesca Norman Moore dijo: “Creo que tenemos que revisar si es que ha habido un incremento significativo en el número de tiburones blancos desde que se empezaron a proteger. Y si fuera el caso, ¿deberían seguir aún en la lista de animales protegidos?”.

El ministro sugirió a los investigadores ver la posibilidad de que este incremento esté “relacionado quizás con el aumento en el número de ballenas yendo a la costa y el número de leones marinos que están siendo protegidos y que son alimento para los tiburones blancos”.

EN RARAS OCASIONES

Los tiburones son comunes en aguas australianas, pero los ataques fatales son algo muy raro, promediando uno al año en las últimas dos décadas.

John G. West, encargado de los Archivos de Ataques de Tiburón en Australia, señaló que se ha estado ahogando un promedio de 87 personas al año en las playas del país. “La gente debería estar más preocupada con el tema de nadar en las playas que ser víctima de un ataque de tiburón”, dijo West.

"En los últimos 100 años han habido apenas 5 ocasiones en las que han ocurrido más de 10 ataques mortales de tiburones, y 8 ocasiones donde se han producido 5 muertes en un periodo de dos años. Estos hechos en Australia Occidental en los últimos 2 años son inusuales que hayan ocurrido en un solo estado".

 “Lo que se conoce es que los tiburones blancos nadan a lo largo de la costa del estado de Australia Occidental varias veces al año para alimentarse y posiblemente para aparearse”.

Algunos científicos afirman que hay una creciente confluencia peligrosa entre humanos y tiburones en las playas. “Lo han venido haciendo por millones de años. El 'camino' que ellos recorren los pone en contacto más cercano con la costa y en algunos casos con la gente en el agua”.

El año pasado el doctor West publicó una investigación mostrando que el número total de ataques de tiburón en Australia ha crecido alrededor de 6,5 incidentes entre 1990 y 2000 a 15 incidentes por año en la última década. "Este incremento -explica- coincide con varios factores: el incremento de la población humana, más gente visitando playas y el aumento de la popularidad de los deportes de agua. La gente también está teniendo más acceso a lugares aislados de la costa, entrando en contacto con extensas zonas donde hay tiburones."

Pero West señaló que no existen evidencias de que el incremento del número de tiburones tenga que ver con el aumento en ataques en aguas australianas. “El incremento en los ataques de tiburón en los últimos 20 años es consistente con las estadísticas internacionales de ataques de tiburón que suben anualmente debido a un mayor número de personas en el agua,” escribió en la publicación Marine and Freshwater Research.

Christopher Neff, quien trabaja en la Universidad de Sydney y estudia las dimensiones políticas que pueden tener los ataques de tiburón, denominó la situación que se vive en Australia Occidental como “trágica”, añadiendo: “Está teniendo lugar de forma clara una suerte de convergencia en la actividad de tiburones y humanos”.

“A mi entender, debemos reconocer que ha habido un incremento del número gente en el agua por largos períodos de tiempo haciendo más cosas y más seguido. Ahora mismo es invierno es Australia y aun es temporada de surfear”.

“Además del hecho de que en Australia Occidental puede ser más caluroso, el surfear y nadar se ha vuelto una actividad que dura todo el año debido y hay mejores trajes especiales de baño y tablas para surfear. Esto eleva el nivel de riesgo”, agrega West.

“Los tiburones blancos son en particular muy curiosos y son conocidos por investigar cualquier cosa que flota en el mar, incluidos paquetes de cigarrillos, flotadores de espuma y boyas, tablas de surf y ocasionalmente humanos. Los resultados de esta curiosidad nata puede resultar en severas y algunas veces consecuencias fatales”.

PREVENCIÓN

En el dilema de pescar o sacrificar tiburones, el doctor Heuter es enfático: “Eliminar tiburones nunca ha sido una solución en ninguno de estos casos. La mejor opción es ver cómo trabajar con el comportamiento humano”.

Heuter dijo que lo más efectivo para las autoridades es implementar medidas como la restricción de ciertas áreas de la costa o restringir el acceso a algunas playas a determinadas horas. Sería más prudente también evitar usar joyas relucientes que puedan causar la impresión de un banco de peces que llaman la atención de los tiburones.

El doctor Heuter recomendó a la gente que veranea en las playas de Florida que eviten nadar en el agua durante la noche o cuando se pone el sol, ya que en ese periodo de tiempo es cuando se alimentan. Los tiburones no confían tanto en su sentido de la vista por la noche para cazar una presa y tienen menos pistas para diferenciar a una persona de una presa cualquiera.

“Entre los meses de mayo y septiembre (el verano en Florida), ir a nadar a la playa de nueve a cinco. Encontramos que hay más incidentes durante el día, porque hay mucho más gente en el agua. Pero si vas a nadar por la noche, te haces notar mucho más y el tipo de riesgo individual se eleva mucho”.

Sobre la situación en Australia Occidental, Cristopher Neff afirma que “el punto es que en Australia existen surfistas que van a correr olas todos los días a lugares remotos”.

“Yo creo que la prueba está en admitir que la playa es el entorno de la vida salvaje y nosotros asumimos este riesgo cuando nos metemos al agua”.

Fuente: BBC

 


( 1 Voto )

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refrescar

Noticias de última hora

Bienvenido a la web de Subdelmar, estamos preparando muchos contenidos para que podáis disfrutar de este maravilloso mundo.

 

Selecciona tu idioma

Spanish Catalan English French Galician German Italian Portuguese Russian

Búsqueda

Newsletter Subdelmar

Últimas Noticias

El estruendo de Hiroshima bajo el Mediterráneo

ballena jorobada

La búsqueda de petróleo por métodos sísmicos que la petrolera irlandesa Cairn Energy prevé...

Leer más...

 

Comienzo de la Temporada 2013

inicio temprada 2013

Arranca la Temporada 2013 en Subdelmar, y os hemos preparado un pequeño video para que os...

Leer más...

 

Explora los naufragios de la Segunda Guerra Mundial con Ethan Daniels

Palau - Ethan Daniels

No es la oscuridad de abajo lo que me pone nervioso. Tampoco es la idea de las decenas de...

Leer más...

 

Dive Travel Show 2013

Dive travel show 2013Los días 1, 2 y 3 de marzo se celebrará en Madrid la 5ª Edición de Dive Travel Show 2013, la...

Leer más...

 

Foro Subdelmar

  • No hay mensajes a mostrar

Síguenos en Facebook

Club de buceo Subdelmar Somos un Club de buceo situado en Palma de Mallorca. Empezamos a funcionar con el firme propósito de pasarlo bien y disfrutar. Ponemos a vuestra disposición un sin fin de servicios de gran calidad. Todos nuestros cursos y actividades cumplen con los estándares de calidad y seguridad aportando la máxima satisfacción a nuestros alumnos y socios.
Dónde estamosSalidas del Club
Puerto de Portixol
07006 Palma Mallorca

Oficinas Centrales
Calle Sambara 73, 4-4
28027 Madrid
Quiénes somos CEO: David Zaurin
CTO: Daniel Mínguez
Editora: Mabel Herraiz

padi fedas cmas